El secreto de la exitosa adopción de un buen producto radica en una buena implementación y un buen soporte técnico